No estás solo

No estás solo

“Recuerdo la primera vez que me empecé a sentir solo. Una tarde mis papás empezaron a pelear por algo que yo no entendía. Días después papá dejó la casa y mamá empezó a buscar un empleo. Yo no entendía bien qué estaba pasando, pero me ponía triste. Mamá lloraba por las noches, la podía escuchar sollozar desde la ventana. Papá nunca regresó a la casa.

Un día mamá me dijo que papá iría a recogerme para salir con el un domingo. Papá llego a la casa y había una mujer que yo no conocía en su carro. Papá me presentó a esta mujer como su amiga, pero era lógico lo que estaba pasando.

Cuando llegué a la casa, mamá intentó “sacarme la sopa” pero decidí mejor no hablar. No valía la pena y mi papá me iba a odiar si decía algo. Poco a poco me fui aislando, me sentía triste. Mi papá había hecho su vida y mi mamá estaba intentando hacer la suya con un nuevo trabajo. ¿Y yo?

A mi papá poco a poco le empezó a molestar salir conmigo los domingos porque dice que no soy muy participativo. Le ha echado la culpa a mi mamá porque no quiero hablar. Ahora además de solo me siento culpable de que mis papás no vayan a volver a estar juntos.

Tal vez es mi culpa que ellos se hayan peleado desde el principio, tal vez es porque no logré mantener la beca y ahora tenían problemas económicos, tal vez todo ha sido mi culpa y lo mejor es que desaparezca…”

Esta es la historia de muchos jóvenes y adolescentes que pasan por la separación de sus padres. Desafortunadamente muchos terminan en una profunda depresión no diagnosticada e incluso pueden llegar al suicidio.

En la psicología esto se le conoce como síndrome de abandono. Es un fenómeno generalmente silencioso e invisible ya que sus signos son difíciles de observar y muchas veces se llegan a consecuencias graves antes de notarse que se requiere un tratamiento.

Si estas pasando por una situación similar, no dudes en pedir ayuda. No estas solo. En Cool Emotions cuentas con asistencia psicológica las 24 horas del día los 365 días del año. Si te sientes solo, tan solo descarga nuestra app. Estamos para apoyarte.

También te recomendamos estos consejos:

  1. Se consciente de tus emociones. Identifica tus pensamientos positivos y negativos. Enfoca tus sentimientos hacia cosas positivas. Haz ejercicio, sal con tus amigos, pero no caigas en adicciones para intentar olvidar las cosas en las que no quieres pensar. Todos tienen problemas en la vida, la diferencia está en cómo los enfrentan. La mejor manera de enfrentar un problema es reconocer frente a frente que se tiene uno. Recuerda, no estás solo.
  2. Identifica tus necesidades emocionales. Observa qué te molesta, qué necesitas. Muchas veces la negación es el primer paso. Es fácil llevar una vida en automático, pero al final del día solo genera vacío y confusión emocional. Llevar un diario puede ser de gran ayuda para entender tus emociones. Mantente rodeado de personas con las que puedas hablar. Créeme, no estás solo.
  3. Atiende tus propias necesidades. Es momento de enfocarte en ti. No eres ni la primera ni la última persona que esta en esta situación y aunque parezca que estas solo tus papás siempre se van a preocupar por ti. Que las dificultades te conviertan en una mejor persona no tiene precio.

¿Quieres hablar con alguien? Descarga CoolEmotions: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.sidrese.docademic.cool